La Aripuca

La Aripuca es un emprendimiento Agro-Eco-Turistico familiar construído con la finalidad de:

  • Crear conciencia sobre los recursos naturales que tenemos y su importancia
  • Incentivar acciones para preservar y promover el cuidado del medio ambiente
  • Difundir la cultura, creencias y tradiciones de la región

Construído a base de árboles rescatados. Inspirado en una típica trampa de los pueblos guaraníes, ”La Aripuca” se impone con sus 17 metros de altura y mas de 500.000 Kgs de peso distribuído en 30 especies nativas de la Selva Misionera, muchos de ellos ejemplares centenarios, agrupados para mostrarnos LO QUE ESTAMOS PERDIENDO y como, desde el desinterés y falta de preocupación por el cuidado de nuestro ambiente, vamos a ser víctimas de nuestra propia trampa.

Este verdadero monumento combina 28 especies de árboles autóctonos. Entre ellos se encuentran: lapacho abá, cedro misionero, timbó, palo rosa, peteribí o loro negro, azota caballo, incienso, curupa-í, marmelero, mora amarilla, guayubira, cañafístula o ibirá pitá, lapacho negro, samohú o algodonero, alecrín, guaicá, laurel, camboatá, espina de corona, anchico, sombra de toro, guatambú, grapia, quina o palo amargo, pino paraná o araucaria, ceibo misionero, sapuí o palo de canga. Los nombres de cada árbol están tallados en sus cortezas y el visitante puede subir hasta lo alto de la aripuca por unas escaleras.

Al ingresar al monumento se podra observar cada uno de los troncos, aprendiendo desde el contacto directo, un poco mas sobre la Selva Misionera y sus principales protagonistas.

LA TRAMPA

El término “Aripuca” proviene del nombre de una trampa de origen guaraní que era utilizada para capturar animales sin lastimarlos. Este proyecto de agro-eco-turismo pertenece a la familia Waidelich, quien se encargó de llevarlo a cabo reproduciendo una aripuca en tamaño gigante para ilustrar la riqueza del bosque de Misiones. 

La trampa original, muy utilizada incluso hoy día por los pueblos guaraníes, está compuesta de pequeñas ramitas unidas en forma de pirámide conectadas a un mecanismo muy sencillo pero efectivo, donde al ingresar la presa a la trampa y pisar una de las ramitas del mecanismo, la misma se cierra atrapando al animal. La característica más singular de esta trampa y medio de captura, es que la presa no sufre ningún tipo de daño al ser capturada, y lo más importante aún, permite al capturador liberarla si considera que la misma no es adecuada (es muy chica, es una presa que está preñada o no es apta para su consumo).

Teniendo en cuenta esto, fue construida La Aripuca, tratando de explicarnos que estamos caminando hacia la trampa, pero todavia hay una oportunidad para sobrevivir.

Información adicional

Horario09hs a 18hs
Duración
1

Recorrido

  • Las visitas son totalmente guiadas hasta ingresar a “la trampa gigante”, desde alli el recorrido queda a voluntad del visitante.
  • El servicio de guia esta incluído en el costo de la entrada.
  • En todos los locales se aceptan Dolares y Reales pero recomendamos abonar con Pesos Argentinos para evitar inconvenientes en el cambio de moneda.
  • Atencion especial para grupos y delegaciones escolares, comunicarse para reservas.